apocalipsis conyugal
  Capítulo XXIV - La guerra de los sexos
 

No extraña que crezca el sicariato y que todos los días el diario exhiba una última página manchada de rojo.

 

Hemeroteca Diario Panorama Maracaibo 12/09/2006Seis mujeres mueren cada 12 días en manos de esposos  o amantes, engañados o despojados de amor y bienes. Ciento ochenta mujeres al año en Venezuela; una por cada 70.000 que viven en el país sin discernir grupos etarios, ni estado civil, ni clase social, ni nivel educativo. Estos datos podrían servir para un lindo estudio sociológico, quizá base para un futuro estudio de genética molecular, donde se trate de determinar donde actúa la impronta evolutiva.

 

No se cuentan las maltratadas físicamente y mucho menos los maltratos psicológicos de una y otra parte.

 

Esta si es la verdadera guerra de los sexos!


No puede asegurarse que toda la culpa sea de la hembra, por más que abunden las que poseen genes de Mantis religiosa, viuda negra o monstruo de Tasmania.

 

La celopatía, el síndrome de Otelo, el síndrome del Gorila quien mata a golpes a la vieja para conservar la hembra mas joven, naturalmente existe también en el varón así como la psicosis y la esquizofrenia, pueden también atacar el hombre.

 

Pero mueren más mujeres que hombres en esta guerra y suponemos además de la mayor agresividad natural en el macho, es porque la Ley está dirigida a proteger a la mujer, quien 9 de cada 10 veces puede recurrir a los Tribunales con una ventaja para ella.

Explica la psicología que la depresión en el varón se exterioriza como comportamiento obsesivo y como violencia, como agresión. Ya que por crianza les está prohibido expresarse con el llanto o la tristeza.

 


ein BildLa Ley
de la Violencia contra la Mujer y la Familia, obvia de amblé, dado el nombre, que la violencia en la familia es una calle de doble vía y puede emerger desde cualquier extremo. Y la violencia moral no es obvia. El acoso psicológico no es evidente. Solo es obvia la reacción del varón ante ese tipo de ataque.

 

En los Tribunales de Protección e inclusive en los civiles, al varón en la mayoría de los casos ni se le permite hablar; de hecho a veces hasta se restringe de hablar a sabiendas que su opinión será menospreciada o despreciada. O burlada. 

 

En estos tribunales, el varón es culpable…, así pueda demostrar inocencia.

La responsabilidad compartida, el régimen de visitas, la proporcionalidad, son miradas displicente o superficialmente y mas que ocasionalmente, no se toman en cuenta las necesidades personales del obligado y las de sus otros hijos, antes de imponer la pena pecuniaria…, y moral a la cual son sometidos muchos.

 


ein BildY si esto ocurre con varones cuyas esposas están asesoradas por abogados, generalmente abogadas…, que esperanza para aquel cuyas demandantes son abogadas, además de estar asesoradas por otras abogadas y ante jueces de sexo femenino, muchas de ellas quizá prejuiciadas por experiencias previas en su vida o con esposos sometidos a su dominio.

 

Francisco había pasado por esto. Cansado de intentar ver a sus hijos, decidió abstraerse, para no ver los monstruos vociferantes y demandantes de aquellas madres…, caricaturas de una madre! Brujas utilitaristas. Guardianes del infierno. Híbridos de Cancerbero y Belcebú..., vigorizados por ser híbridos. Se comprende alguna vez..., aunque no se justifique,  la página roja.

El varón por algún tiempo..., antes de desistir, se consuela viendo las fotos de los hijos, que no maduran, ni hablan, ni ríen, ni lloran, no abrazan, ni fastidian, ni ofrecen la ternura que la verdadera compañía que el hijo confiere

 

Lo peor, es observar la inescrupulosidad de la madre que utiliza al hijo, sabido querido por su padre, como base para emprender su acto de manipulación. Actitud que denuncia la calidad de bruja de la madre quien necesita dinero para sus propias necesidades, lo utiliza sin miramientos.

 

-- "César Augusto necesita operarse. Envíame el dinero".

 

-- "Yo soy médico. Envíame al niño para hacerlo ver por colegas de mi confianza."

 

-- "Hay chico..., si no te ocupaste de él cuando mas pequeño, ¿Cómo ahora?

 

--" Piiiiii...."  -- comunicación cerrada al reconocer la manipulación, ahora..., después de dos años de psicoterapia, autoayuda, auto análisis, depresión controlada y recuperación mental.

 

Estas madres soslayan la posibilidad de que padre e hijo puedan compartir analizando el comportamiento de un bichito en la montaña, de dormir juntos abrazados obligados por el frío y el amor, la posibilidad de advertir sobre un peligro o de disfrutar de un amanecer, un atardecer o un abrazo en la piscina, de hablar sobre el por qué de las cosas.

 

El varón prefiere dejarlo antes que exponerse a las miradas despreciativas y los insultos o burlas de esa bestia depredadora, constantemente vigilante sobre lo que se habla o se actúa, demostración de su inseguridad como madre y como persona.

 

--" Y con respecto a llevarte a César Augusto..., yo soy su madre y mi corazón me dice que no confíe en ti".

 

Desconfiar de todos. Típico maquiavélico-narcisista. Típico de la bestia agresiva y depredadora. "Cada ladrón juzga por su condición". "El que la debe, la teme". O cómo Marita expresaba en su cantarino acento andino: "El que las usa..., las imagina". Sin darse por enteradas del daño que les hacen a los hijos al dejarlos sin padre.

Por ellas, los hijos se pierden de sus consejos, de su alegría al tocar la guitarra o asistir a conciertos o de su disfrute al leer o escribir poesía, de su canto, de su creatividad al realizar una fotografía o un cuadro al óleo o trabajar con metales y artes de fuego, como las que dejó realizadas aunque inconclusas todavía, en la casa de los andes, o de compartir sus visitas al gimnasio o la academia, o la conversación interesante con su hermanos, hermanas o primos, bien educados y respetuosos, donde los insultos, las desvalorizaciones y las bajezas, están ausentes. 

 

O simplemente de la compañía en silencio mientras se contempla un paisaje o un atardecer.

 

Se pierden de un padre que los ama, por culpa de las especialistas en bastardad, las especialistas en despadrar hijos, ignorantes, insensibles, sordas, ciegas ante el daño infligido a ellos para quienes el Artículo 27 de la LOPNA, es letra muerta.

 

Se califica entonces ese progenitor como un Banco de Semen, un semental, un padrote - como calificó a Francisco aquella abogada que acompañó a Marita alguna vez al Tribunal de Protección en un inútil intento conciliatorio.

 

- "A ti..., no te voy a dejar saber porqué. Tu no me gustas.", - le espetó él grosera y vengativamente.

 

Seguramente él tampoco sabía el por qué. Pero Lee Alan Dugatkin, etologista, y los psicólogos Michael Cunningham y Duane Lundy de la Universidad de Louisville, encuentran que las mujeres son más propensas a mostrar interés por hombres reconocidos como atractivos por otras mujeres. Está estudiado también que las mujeres prefieren varones con caras y cuerpos simétricos (1), y que el número de parejas sexuales del hombre durante toda su vida está directamente relacionada a la simetría esquelética que exhiba (2). Ya que una buena anatomía, se relaciona con un general buen desempeño fisiológico, la mujer escogerá este varón, quien seguramente además será un buen proveedor de recursos y dará genes adecuados para una descendencia saludable.

 

Francisco en quien seguramente la práctica desde muy temprano en su vida, de la natación, las artes marciales, el maratón y el físico culturismo, debieron dejar una huella atractiva en su cuerpo, rubricado además por sus triunfos académicos y profesionales y su salario de docente universitario, absolutamente demandable, sería sumamente apetecible para la mente reproductiva primitiva anidada en estas mujeres. Así que basadas en esa urgencia instintiva, básica, primitiva, Francisco se ganó el título de semental. Pero proveedor de un Banco de Semen al cual no se le paga, si no que tiene que pagar. Semental con cuenta bancaria. Sin observar beneficio alguno por esta inversión. Inversión que no es realmente para sus hijos, sino para esas madres que los utilizan para su propio beneficio.

 

Madres que no identificaron sus órganos reproductivos como la base de la familia, sino como una hacienda personal la cual habría que explotar..., para su propio provecho. En franca contraposición a la natural impresión genética ancestral en la evolución, modificada por el pensamiento humano. Modificada por la información encriptada en el disco duro de su subconsciente. Modificada por la maldad inherente de ellas, propia de ellas. O víctimas inocentes de la bestia anidada en sus genes, todavía no concientizada.

 

Alguien podrá  realizar un acto constricción al leer esta opinión, - que no es una verdad incontrovertible, que no es una verdad eterna, como la ley de gravitación universal, la que resiste la experimentación - . Pero que algún varón que ha pasado por semejante predicamento,  verá su retrato acá y alguna mujer con un rescoldo de bondad, desoyendo los consejos de sus abogados, preparados para la demanda y para la forma "normal" de terminar el juicio, - la sentencia-  pueda recapacitar sobre las acciones que piensa cometer, está cometiendo o haya cometido.

 

Siempre que no padezca de una sociopatía. De un narcisismo maligno.

 

 

Como Isabel.


ein Bild

 

 

"Paquete chileno": Falsedad disfrazada se cambia  por dinero

  


1 Grammer, K. and Thornhill, R. 1994. Human (Homo sapiens) facial attractiveness and sexual selection: The role of Symmetry and Averageness. J Comp Psychol 108:233–242.

 2 Thornhill, R. and Gangestad, S. W. 1994. Human fluctuating asymmetry and sexual behavior. Psychol. Sci. 5:297-302.

 

 
   
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=